Percebe Gallego Ver más grande

Inmediata

Percebe

41,00€ por Kg

Percebe gallego.

Kg

Añadir a la lista de deseos

Descripción

El percebe gallego (pollicipes pollicipes) es uno de los mariscos gallegos más conocidos y probablemente el más representativo de la gastronomía gallega.Su explosivo sabor a mar hace que sea un bocado indispensable para cualquiera que quiera saborear las virtudes de la auténtica cocina gallega.

La reproducción del percebe gallego se produce en rocas muy batidas por el mar, razón por la que la Costa da Morte y su conocido oleaje conforman el hábitat perfecto para el percebe. Estas condiciones tan particulares, hace que el percebe gallego adquiera unas cualidades que lo hacen único respecto a percebes de otros sitios.

Comprar percebe gallego en la pescadería online de Mar da Morosa es sinónimo de adquirir uno de los mejores productos de nuestro mar, procedente en su totalidad de la Costa da Morte. El percebe gallego que puedes comprar en Mar da Morosa procede de la pesca artesanal, en la que los percebeiros se juegan la vida arrancando este manjar de la roca para hacerlo llegar a nuestra mesa. La peligrosidad que supone capturar este crustáceo, unido a la escasez del mismo, hace que su precio suela ser elevado durante todo el año. En navidades por ejemplo, es uno de los mariscos que bate records de cotización.

En la siguiente entrada de nuestro blog, podrás aprender algo más sobre el que se considera como el rey del marisco gallego, aprendiendo a diferenciar el auténtico percebe gallego del que procede de fuera.

PERCEBE, EL REY DEL MARISCO GALLEGO

Compra percebe gallego en Mar da Morosa, pide el tamaño que prefieras (pequeño, mediano o grande) y disfrútalo cocido en agua de mar para descubrir el verdadero tesoro de nuestra costa.

Cocer el percebe

Sumerge el percebe el agua hirviendo con sal en pequeñas cantidades (de ½ kilo en ½ kilo de percebe como mucho), cuando el agua comience a hervir de nuevo déjalo durante un minuto. Retíralo con la ayuda de una espumadera y colócalo sobre una bandeja. Tápalo con un paño de cocina limpio, ya que de esta manera conservaremos el percebe caliente durante más tiempo.