Camaron Gallego Ver más grande

Inmediata

Camarón

50,00€ por Kg

CAMARÓN GALLEGO

Kg

Añadir a la lista de deseos

Descripción

El camarón gallego (palaemon serratus) tiene un sabor exquisito que lo hace ser uno de los mariscos de Galicia más apreciados. Es precisamente este característico sabor del litoral gallego el que lo hace diferenciarse del camarón procedente de otras partes de España y del mundo.

El camarón vive en zonas de poca profundidad, rara vez se encuentra más allá de los 50 metros, alimentándose de pequeños peces y algas.

Actualmente, el camarón procedente de las rías gallegas no es muy abundante debido a la sobreexplotación de los recursos, la pesca masiva y la introducción de especies invasoras en nuestras aguas. Esto conlleva que las cotizaciones del camarón suelan ser altas, sobretodo en Navidades, donde es uno de los reyes de  nuestras mesas. Aún así, en Mar da Morosa conseguimos para ti un excelente camarón procedente de las cercanas Lonjas de Lira y Muros que los pescadores capturan siguiendo métodos de pesca artesanal sostenibles y ancestrales. De esta manera nos aseguramos que el traslado del camarón hasta nuestras instalaciones sea corto y que esté fuera del agua el menor tiempo posible.

El camarón es un crustáceo muy delicado, una vez que se quita del agua es muy fácil que se dañe. Por este motivo, en Mar da Morosa, enviamos por defecto el camarón cocido. De esta manera evitamos que el camarón llegue deteriorado y pierda sus exquisitas cualidades culinarias.

Si se desea se puede enviar sin cocer, pero no se puede garantizar que llegue vivo al destino.

Si no has probado el camarón gallego, no podrás entender el porqué de su fama. Cómpralo en la tienda online de Mar da Morosa en cualquiera de los tres tamaños que ofrecemos: mediano, grande y extra y disfruta de uno de nuestros más delicados manjares en tu hogar.

Consejo:

Para cocer el camarón se introduce en agua hirviendo, una vez que el agua vuelva a hervir esperamos un minuto y nuestro camarón ya estará cocido. Retiramos el camarón y lo sumergimos en agua con hielo para cortar la cocción. De esta manera, conseguiremos que el camarón tenga una carne más tersa.